Logo TuTrago.com

Descubre cómo preparar el vino de plátano

Descubre más sobre: #descubre #cómo #preparar #vino
Descubre cómo preparar el vino de plátano
24/10/2011 El vino de plátano es fácil de preparar y relativamente económico. Lo único en contra es que requiere de mucho tiempo. Aparentemente, después de un proceso de elaboración un poco ‘desagradable’ (por el color del producto) se obtiene un vino claro y sabroso. Así que, si quieren preparar este vino tan particular, a continuación la receta.

Ingredientes
• 21 libras de plátanos maduros, cortados en aros finos
• 5 galones de agua
• 15-20 libras de azúcar blanca o azúcar morena
• 6 cucharaditas de mezcla ácida
• 5 cucharaditas de pectinasa
• 1,25 cucharadita de tanino del vino
• 6 cucharaditas de levadura de nutrientes
• 4 libras de pasas doradas
• 1 paquete de levadura de vino
• Sorbato de potasio o estabilizador de vinos

Modo de preparación
En una olla grande combinar los plátanos, el azúcar y 4 galones de agua. Cocinar hasta que hierva, triturar y revolver buscando que se disuelva el azúcar. Seguir cocinando por 45 minutos sin permitir que hierva, revolver cada pocos minutos. Retirar del fuego, agregar mezcla de ácidos, pectinasa, tanino, y levadura de nutrientes. Incorporar bien.

Colocar en el cubo de fermentación desinfectado, agregar las pasas. Cubrir con agua hasta llegar a 6 galones, añadir algunas cucharadas de la pasta de plátano. Tapar e instalar la trampa de aire. Dejar enfriar a temperatura ambiente durante toda la noche.

A la mañana siguiente revolver y agregar la levadura de vino. Cubrir con la tapa y la trampa de aire. A las 48 horas debe notarse actividad de fermentación.

Dejar reposar durante aproximadamente una semana, revolviendo cada dos días. No te alteres si la parte superior comienza a ponerse negra, es normal.

Utilizando el sifón, separar el vino del mosto. Colocar el vino en un recipiente esterilizado y dejar reposar por un mes, más o menos.
Una vez pasado este tiempo separar el vino y desechar los sedimentos. Añadir 4 libras de azúcar, colocar la cámara de aire y dejar reposar por otros 2 o 3 meses.
Separar nuevamente los sedimentos y dejar reposar por 3 meses más.

Cuando el vino no muestra más actividad de fermentación y no produce más sedimentos se puede embotellar. Estabilizar el vino siguiendo las instrucciones del estabilizador que vayan a usar y luego embotellar.

Cabe destacar que todos los utensilios que estén en contacto con el vino deben estar esterilizados.
El resultado es un vino fuerte pero sabroso que mejora con el paso de los años.

Fuente: elgrancatador.com





noticias relacionadas