Logo TuTrago.com

Cómo servir correctamente una cerveza

Descubre más sobre: #cómo #cerveza
Cómo servir correctamente una cerveza
14/01/2012 La cerveza es una de las bebidas más comunes o las más populares cuando pensamos en beber algo con nuestros amigos el viernes en el bar (o cualquier otro día con quien sea) y es seguro que si te gusta la cerveza ya hayas bebido cerveza en cualquier estación del año, con tus amigos, compañeros de trabajo, tus familiares... o con quien sea. Por esto es que hoy en te invitamos a que tengas un poco más claro cómo servir una cerveza para que disfrutes un poco más de este ritual.

-El recipiente adecuado: Lo primero es el tipo de vaso o jarra en donde piensas servir la cerveza, lo que le dará un buen aspecto y un cómodo soporte a tu bebida. Lo peor que puede pasarte es tener ganas de beber una buena cerveza y encontrarte con que luego de que tus amigos no encontraron un recipiente, decidieron tomar directo de la botella, tras lo cual te encuentras con restos de comida flotando en tu cerveza, manchas de grasa en la botella y demás elementos desagradables. Procura utilizar una jara para cerveza o un vaso amplio y bastante largo.

Un buen consejo es que, luego de que hayas escogido tu tipo de vaso o jarra, coloques éste en el freezer o el congelador por unos 10 o 15 minutos para que quede bien frío, e incluso con una leve capa de hielo alrededor, lo que además de mantener la cerveza bien fría al momento de saborearla, le dará un aspecto verdaderamente espectacular.

-¿Con espuma o sin espuma? He aquí el problema: Lo que deberás tener en cuanta ahora, es si se prefiere con espuma o sin ella. Muchas veces quienes prefieren su cerveza con espuma sostienen que esa es la manera de servirla mientras que también existen quienes prefieren tomar su cerveza sin espuma.Lo cierto es que ello quedará determinado por el consumidor y si quieres una cerveza con espuma, lo que deberás hacer es servirla con normalidad en el vaso e inclinarlo suavemente cuando crees que ya es suficiente espuma.

-Por otro lado, está la cantidad ideal: si lo que estas buscando es una cerveza con poca espuma, inclina el vaso unos 45° hacia un costado antes de llenar tu vaso lentamente con cerveza, acercando el pico de la botella a la superficie interior del vaso. La espuma incrementa a medida que alejas el vaso del chorro de cerveza y la caída se vuelve más amplia.

Es importante que la cerveza tenga al menos un poco de espuma, pues esta superficie evita que el vaso con cerveza pierda su efervescencia.

La cerveza perfecta, debe llevar aproximadamente unos 1,5 o 2 centímetros de espuma, dependiendo del tipo de vaso o jarra que utilicemos. Recuerda utilizar un vaso largo o una jarra para cerveza. La presencia de espuma, permite sentir los deliciosos aromas de una buena cerveza y además, quitar la espuma de la comisura de los labios, es todo un acontecimiento que realmente se disfruta.

-Cortar la espuma, un paso fundamental: Ahora, habrás notado que en los buenos bares de cerveza, al momento de que la espuma alcanza casi a desbordar el vaso, pasan una "paleta" para cortar con el excedente de espuma. Esto se hace para incrementar el efecto de la "capa protectora" de espuma que hará que tu cerveza mantenga por más tiempo su efervescencia.

Fuente: elgrancatador.com



noticias relacionadas