Logo TuTrago.com

El abuso de agua y de bebidas rehidratantes, puede dañar la salud

Descubre más sobre: #agua #bebidas #salud
El abuso de agua y de bebidas rehidratantes, puede dañar la salud
17/05/2007 El exceso en el consumo de agua y de bebidas rehidratantes (más de dos litros y medio a tres en una persona sedentaria) puede ser causa de varias molestias como calambres, presión arterial baja, desnutrición y hasta una sobrecarga de trabajo del riñón, lo cual puede ser factor para una falla renal. Los productos que contienen químicos y sustancias hidratantes sólo deben consumirse si se practica algún deporte.

Lo recomendable es tomar 300 mililitros, equivalente a poco más de un vaso de agua, cada hora, durante el día, no dos o tres litros en una sola ocasión, ya que de esta última forma la eliminará toda sin que el organismo aproveche sus nutrientes.

Erika Rojas Rodríguez, nutrióloga adscrita al Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional “Siglo XXI” del IMSS, dijo que la cantidad de agua que se puede tomar debe estar de acuerdo al peso corporal. En una persona adulta, por cada kilogramo de peso debe consumir 50 a 60 mililitros; por ejemplo, quien pesa 70 kilos debe ingerir de dos litros a dos litros con cien mililitros de agua; sin embargo, si practica algún deporte, la cantidad deberá aumentar en la medida en la que transpire, y puede llegar a necesitar hasta tres o más litros.

En el caso de los niños, dijo, el requerimiento de agua es en promedio de 35 mililitros por kilogramo de peso.

Explicó que tomar más agua de la que el cuerpo requiere produce que al orinar se pierda sodio, potasio, magnesio, sales que son arrastradas y eliminadas por la orina, debido a que el organismo no tiene capacidad para guardar mucha agua, al contrario de lo que sucede con las grasas, proteínas y carbohidratos, que se almacenan en el cuerpo y es lo que conoce como sobrepeso u obesidad.

Por ejemplo, la pérdida de potasio y magnesio, causa problemas de presión arterial baja, situación muy frecuente entre la población adolescente y joven, especialmente mujeres, entre quienes se ha convertido en una moda llevar en todo momento una botella de agua. Muchas jovencitas usan el agua para sustituir algún alimento del día, lo cual puede llevar al extremo de una anorexia-bulimia o a una severa desnutrición.

Erika Rojas subrayó que es bueno consumir agua, pero no en exceso ni utilizarla como sustituto de algún alimento. En algunos casos sí se recomienda ingerir tres litros de agua, como son las personas que tienen que tomar cierto tipo de medicamentos, que sufren importantes quemaduras, deshidratación o que padecen problemas metabólicos.

En el caso de las bebidas rehidratantes, muy de moda, sólo deben consumirlas las personas que practican deportes, pues se recomienda cuando se tiene una pérdida importante de líquidos en el cuerpo -sudor extremo-; y nunca ingerirlas como “agua de tiempo”, que es otra moda que se está presentando entre los adolescentes, quienes sin requerirlo y sin realizar algún deporte abusan de estos líquidos. Esta conducta provoca una sobrecarga de la función renal.

Algo similar sucede con los refrescos, añadió, pero el daño a la salud es más grave, como el sobrepeso u obesidad, ya que estas bebidas contienen grandes cantidades de sodio y calorías, por ejemplo, un refresco de 250 mililitros es igual a 250 calorías, y al consumir se genera una rápida carga calórica; además contienen sustancias llamadas nitritos y nitratos, las cuales producen también un exceso de trabajo renal.

Fuente: Defecito.com

noticias relacionadas