Logo TuTrago.com

Consejos para elegir la copa de vino adecuada

Descubre más sobre: #consejos #copa #vino
Consejos para elegir la copa de vino adecuada
30/08/2012 Si bien el envase que contiene la bebida no hace a la calidad de esta, en el caso de muchos vinos —sobre todo los tintos—, la copa en donde se lo sirve puede influir en su sabor y y en cómo se lo percibe. Existen cientos de opciones para elegir una copa: su material, forma y calidad y los gustos personales.
Sin embargo, no siempre las opciones más caras son las mejores ni poseen la mejor calidad para contener a nuestras bebidas. Siguiendo ciertas reglas pequeñas y con un poco de sentido común, se pueden hallar verdaderas joyas por las que no hace falta desembolsar cantidades exorbitantes de dinero.

-El material de la copa
La copa debe ser de un material liso y transparente, límpido. A través de ella se tiene que poder percibir bien el color del vino el cual es muy importante a la hora de obtener información sobre él: datos como la edad, el tipo de uvas utilizada, entre otros. Por lo tanto, se deben descartar las copas de colores o que incluyen en su composición otros materiales sólidos, tales como metales.

-El tamaño de la copa
El tamaño de la copa debe elegirse cuidadosamente, procurando que el contenido pueda ser vertido fácilmente y que luego haya lugar suficiente para que no se derrame al agitar la copa. Este procedimiento es vital para lograr que se liberen los aromas de la bebida y por lo tanto en una copa de tamaño pequeño no podría realizarse sin que se volcara parte del contenido.

-El pie de la copa también debe estar presente, no sólo por una cuestión de equilibrio, sino que además agarrar el vidrio que contiene la bebida directamente no sólo ensucia la vista —sobre todo si se está comiendo— también aumenta la temperatura del vino.

-La forma de la copa
Las hay de todos los formatos según el tipo de vino, pero su diseño también tiene otras implicancias. Por ejemplo, la forma debería ser en forma de tortuga, es decir, la base superior y abierta debe ser más pequeña que la que sostiene al pie, así, esta forma deja que los aromas de la bebida se enfoquen mejor hacia la nariz, además de proteger de derrames también.

Existen cientos de opciones a la hora de elegir el recipiente donde disfrutaremos de nuestra bebida. Muchas veces las copas de diseño o con formatos muy elaborados no son las más adecuadas y es mejor volver a lo básico. Sin embargo, teniendo en cuenta las pautas que describimos, si los requerimientos para no arruinar un buen vino están presentes, el resto sólo dependerá de los gustos del comprador a la hora de elegir la copa de vino que más le agrade.

Fuente: elgrancatador.com

noticias relacionadas