LA SEDUCCIÓN DEL PALADAR EN MANOS DE UN VINO CHILENO

lunes, 20 de noviembre de 2006

LA SEDUCCIÓN DEL PALADAR EN MANOS DE UN VINO CHILENO

Escondido de los ojos del mundo, entre la Cordillera de Los Andes y el extenso Océano Pacífico, se ubica Chile, un país con cualidades climáticas excepcionales y estaciones bien definidas: primaveras luminosas, veranos abrasadores, secos otoños y lluvias invernales que sacian la sed de los campos. Bajo estas condiciones salen a la luz las mejores vides para producir uno de los más exquisitos caldos de Sudamérica, Vinos Las Condes.

Procedente de Bodegas Miraflores y distribuido en Venezuela exclusivamente por Celiveca, esta línea se destaca por sus especiales propiedades, como aroma, matiz y bouquet, las cuales adquiere a partir de esa peculiar manera que la casa tiene para de cultivar su cepaje.

Las vides que componen a Las Condes tienen sus antecedentes en raíces europeas, las cuales son cultivadas en toda la extensión del valle chileno donde los variados tipos de suelo, que van desde algunos pobres y delgados a otros profundos y fértiles, aportan las condiciones ideales para plantar los frutos que con el paso de los meses darán la explosión de los racimos y una optima madurez de la materia prima.

En el proceso de creación de este vino es importante tomar en cuenta los niveles de temperatura al que es sometido, en estanques de acero inoxidable, durante su etapa de fermentación, lo que constituye un paso esencial para obtener un producto fresco, aromático y con el nivel apropiado de acidez. Es por ello que cada uno de los pasos de la vinificación que origina este caldo es asistido por alta tecnología y delicada precisión, lo cual le agrega otras muy preciadas cualidades.

Si bien en la actualidad existen infinidad de vinos chilenos elaborados por diferentes viñas en ese país, Las Condes destaca por poseer una manufactura que hace que sus vinos posean aromas intensos y complejos, frescos y florales, dulces con tonalidades de vainilla y almendra, o de sabores afrutados, que van de la piña al mango. Lo cierto es que esta línea, que se dispone en el país a través de los varietales Sauvignon Blanc Semillón, Cabernet Sauvignon Rosé y Cabernet Sauvignon Merlot, así como los Reserva Merlot, Sauvignon Blanc y Chardonnay, se ha convertido en el acompañante ideal para esas comidas y momentos especiales, destacándose así por sobre las demás marcas.

Notas de Cata Vinos Las Condes

Sauvignon Blanc Semillón

Posee un color brillante amarillo con tintes verdosos y sus aromas son intensos, predominando los aromas cítricos, especialmente el pomelo rosado. Los tonos florales se combinan perfectamente con suaves notas de fruta tropical. En boca es un vino de cuerpo medio y de acidez balanceada, lo que le otorga gran frescura y prolongada persistencia frutal. Servido a una temperatura entre 10º C y 12ºC, es ideal para acompañar ensaladas frescas, pescados y mariscos, así como aperitivo.

Merlot Reserva

Tiene un brillante color púrpura, con exuberantes aromas a frutas negras maduras, con tonos de vainilla y almendras, aportados por sus nueve meses de crianza en barricas de roble. Es Rico al paladar, aterciopelado y bien balanceado con sabores a ciruela y pasas. Es un Merlot intenso y elegante. Es ideal para combinar con pastas con salsas, carnes blancas y carnes rojas con salsas suaves. Se sirve a una temperatura de 18ºC.

Sauvignon Blanc Reserva

Se presenta con un intenso color amarillo verdoso, y aromas frutales como peras y piñas combinados con notas florales y cítricas. Al paladar es fresco y con acidez balanceada, sabores frutales y mentolados, una buena estructura y un largo y persistente final. Servido a 10 ºC y 12 ºC, es ideal con Ensaladas, productos del mar en general como mariscos y pescados, pastas con salsas blancas y como aperitivo.

Chardonnay Reserva

Posee un brillante color amarillo con suaves tintes dorados. Presenta intensos aromas a frutos tropicales maduros como piña, mango y plátano. En boca es de textura cremosa y balanceada con una refrescante acidez y prolongada persistencia. Puede hacerse acompañar con pescados con salsas, ensaladas, carnes blancas, mariscos y quesos frescos. Se sirve a una temperatura entre 10 y 12 ºC.

Cabernet Sauvignon Rosé

Vino de color rubí brillante, de mediana intensidad y aromas profundos que se caracterizan por notas cítricas que se combinan de manera perfecta con frutos rojos, como frutillas y fresas. Al paladar es un vino fresco, goloso y de gran persistencia. Se sirve a una temperatura entre 10 y 12 ºC.

Cabernet Sauvignon Merlot

Tiene un color rubí violáceo con una intensidad media hacia alta. Sus aromas muestran gran equilibrio entre la fruta y las notas florales que aporta el Merlot, teniendo un delicado toque a hierbas silvestres. En boca, es un vino de cuerpo medio con taninos dulces y maduros, y con gran carácter. De amable maridaje, permite ser combinado con todo tipo de carnes rojas y blancas, pastas y quesos en general, mientras su temperatura ideal para servir es de 18ºC.