Algunos de los cocteles más extraños del mundo

jueves, 27 de mayo de 2010

Algunos de los cocteles más extraños del mundo

Es verdad que con unas pocas botellas (gin, vodka, ron, tequila), unos pocos licores y algunas frutas es posible armar cientos de combinaciones distintas. Y eso es lo que hace la mayoría de los bartenders.

En una suerte de juego lúdico, estos bartenders mezclan los más variados productos en busca del mejor sabor. Está claro, esto tiene su riesgo. A veces, surgen combinaciones que se convierten pronto en clásicas (eso pasó por ejemplo con el pepino), pero otras veces, caen en los trago más extraños. Se trata de una delgada línea, a la que hay que mirar con cuidado y respeto. En esta lista, mostramos algunos de los tragos más exóticos.

Está claro que el aceite de oliva es un producto gourmet, que es rico y que está de moda. El trago se llama Albert's Rocket y lleva tequila, limón, almíbar, clara de huevo, rúcula y aceite de oliva frantoio. Una verdadera ensalada líquida, que se sirve en una pequeña copa de vino.

Un coctel con Aloe Vera, se hace con Wokka Saki (un vodka saborizado con sake y frutas), té verde con jengibre, almíbar de manzana verde, lima y jugo de aloe vera. Para decorar, nada como una buena y espinosa penca de aloe vera.

Hay tragos clásicos que llevan apio (el Bloody Mary, por ejemplo). Así que, por qué no hacer un trago con otra verdura que comparte ciertas condiciones organolépticas. El hinojo aporta su sabor anisado y fresco, con algo “verde”, a pasto. El trago en cuestión se llama Piscorina, aparte de hinojo, lleva pisco, lima y se endulza con jugo de mandarina.

En un pub en Buenos Aires ofrecen un trago que si bien no tiene nombre, se lo conoce como TN21 y que logra aunar los sabores más tradicionales de un curry tailandés: lleva leche de coco, lima, hojas de lima kaffir (unas hojas súper aromáticas) y polvo de curry bien especiado. A eso, le da amabilidad con un Absolut Mango y un amaretto para el aroma final. Lo decoran con semillas de sésamo negras.

Otro que compite por el primer puesto a lo más exótico, es el Oyster Martini: vodka con trufa fresca, vermouth Nolly Prat, leche de tigre (el líquido blancuzco que queda de la maceración de un ceviche) y una ostra fresca para decorar (y comer). Un cocktail intenso, repleto de sabores, que casi funciona como primer plato, y que lleva ingredientes de primera que justifican su precio de $60.

Una increíble receta para los amantes del wasabi, se llama Urko y lleva sake, salsa de ostra (una salsa muy típica china), tomate, semillas de sésamo y el toque picante y especial del wasabi.

Un trago serio, para un after dinner perfecto, es el L.A., que lleva Havana Club 7 años, Jack Daniel's y un syrup de vainilla aromatizado con ahumado del puro cubano Montecristo, servido en una copa pintada con almíbar de frutos secos y bananas.

Fuente: planetajoy.com