Logo TuTrago.com

Vinos, una medicina embotellada

Vinos, una medicina embotellada
11/08/2010 Aunque muchas personas tienden a catalogar a quien liba algún licor como un amante de los placeres de "Baco" -el dios griego del vino-, está demostrado científicamente que quienes consumen este tipo de bebida con moderación pueden verse especialmente beneficiados en su salud.

Desde la antigüedad, los guerreros griegos y romanos que iban a los campos de batalla, o los navegantes que surcaban los mares, lo hacían casi siempre acompañados de una bota de vino, como alimento insustituible y tonificante ante los rigores de la campaña.

Y es que el vino, más que una bebida, es considerado por muchos especialistas como un alimento, a la vez que un importante medicamento, pues disminuye el riesgo cardiovascular, ya que su ingestión ayuda a decrecer la posibilidad de enfermedades coronarias.

Los vinos blancos, por ejemplo, hacen un efecto hipotensor, ayudando a mantener la estabilidad de la presión arterial. Además, el vino al entrar en el organismo humano provoca una respuesta metabólica al consumo de alcohol de vino, que a través de los flavonoides actúan como vasodilatadores, captan los radicales libres, ejerciendo un efecto antioxidante.

Según explica el Sommelier cubano Yamir Peregrino, en su libro “Mi pasión Gourmet”, como anticancerígeno esta bebida ayuda a combatir las células malignas, se ha descubierto que el vino blanco ayuda a combatir las células cancerígenas alojadas en los alvéolos pulmonares.

Recientemente, explica el especialista, se ha creado incluso un vino para diabéticos, producido por la Bodega Vinos de la Cruz, de Uruguay, que tiene la particularidad de carecer de todo tipo de azúcar, es decir, de fructuosa, sacarosa y glucosa. Este vino es completamente orgánico, con muy bajos niveles de carbohidratos.

Y por si fuera poco todo esto, más allá del propio vino, otras funcionalidades de este pueden servir para mejorar incluso una visita… a la playa.

No se asombre, porque según un nuevo estudio científico, el componente polifenólico Reverastol puede utilizarse para la elaboración de un nuevo protector solar y dorador para el verano, pues éste contribuye a evitar las quemaduras por exposición a los rayos del Astro Rey.

Fuente: excelenciasgourmet.com

otras noticias