Aumenta el gusto por el vino entre los hispanos en Estados Unidos

sábado, 2 de octubre de 2010

Aumenta el gusto por el vino entre los hispanos en Estados Unidos

El consumo de vino entre la comunidad hispana ha aumentado en los últimos cinco años, una tendencia que según expertos, continuará gracias al perfecto maridaje entre las comidas latinas y un tinto, un rosado o un blanco.

En Estados Unidos, el consumo de vinos dentro de la comunidad latina ha subido un 35 por ciento en los últimos cinco años, de acuerdo con cifras proporcionadas por Beringer, una de las bodegas de vino más grandes en Napa Valley (California). Un total de 7,3 millones de hispanos mayores de 21 años toma vino con cierta regularidad, de los cerca de 45 millones de hispanos censados en Estados Unidos.

"La combinación del vino con la comida latina es algo muy individual y muy personal, principalmente, depende de lo que a uno le guste, hay gente que tiene más tolerancia a lo picante, por ejemplo, entonces en función de esa tolerancia se equilibra el vino con la comida, lo mejor es disfrutar una buena comida con un buen vino, esa es la clave", explicó Leticia Chacón, enóloga de Beringer.

"Cuando a uno le preguntan ¿cuál es un buen vino?, la respuesta es ¡el que más te guste!, eso es lo que importa", aseguró.

Los hispanos están cada vez mejor informados sobre la calidad de los vinos, que ya han dejado de tener la etiqueta de formalidad, elitismo y exclusividad de la gente mayor. Ello ha dado paso a un público que se esmera por ampliar sus conocimientos y se preocupa por dar a conocer y difundir la cultura del vino, según Chacón.

"Con gran placer hemos descubierto un nuevo sabor cuando combinamos unas 'carnitas' con un Merlot, o un 'pescado con nopales' con un vino blanco. Es fascinante poder descubrir nuevas cosas y experimentar y combinar esa variedad de sabores", dijo a Efe Antonio González, un mexicano que asegura que anteriormente en su familia bebían fundamentalmente cerveza y tequila.
Lo que resulta interesante, según Beringer, es observar cómo los hispanos procedentes de países caribeños, o Centroamérica se interesan cada vez más por combinar sus comidas con cualquiera de las variedades de vinos.

Como parte de los esfuerzos por atraer al consumidor hispano, varias bodegas de California ofrecen al público visitas guiadas, totalmente en español, para conocer y catar vinos porque cada día aumenta el número de personas de habla hispana interesadas en saber más acerca del vino.

Desde hace 6 años, en la conferencia anual sobre vinos y uvas más grande de los EEUU, realizada por Unified Wine & Grape Symposium (UW & GS), se incluyen breves sesiones en español, y dado el aumento de la demanda del público, en el próximo simposio, que se realizará en enero en Sacramento (capital de California), se dedicará toda una mañana para tratar diferentes temas sobre esta bebida en el idioma de Cervantes.

Fuente: excelenciasgourmet.com