Logo TuTrago.com

Que el champagne no te saque un ojo

Descubre más sobre: #champagne
Que el champagne no te saque un ojo
26/01/2007 Para la mayoría de la gente, la hora de abrir el champagne es una experiencia emocionante y alegre. Pero para otros, es el principio de un desastre ocular: según la American Academy of Ophthalmology (Academia Americana de Oftalmología), lastimarse el ojo por culpa del vino espumeante es el accidente más común a la hora de festejar.

"Muchas veces olvidamos que sacar el corcho de la botella es una actividad riesgosa si no se hace correctamente", asegura el doctor Andrew Iwach, vocero de la Academia. "Cada año, la acción de descorchar provoca serias heridas en los ojos".

Así que no debes olvidar que, si lo haces mal, estás manipulando un arma. Para evitar que tú o algún familiar resulte herido, sigue estos consejos de los expertos:

  • No lo sacudas antes de abrirlo. Ten en cuenta que si se sacude mucho, el gas de la bebida empieza a espumear y empuja el corcho con más fuerza. Sácalo del refrigerador antes y déjalo "reposar" unos minutos.
  • Mantén la bebida fría. Debe estar por lo menos a 45 grados Fahrenheit. Si el vinito espumeante está caliente, el corcho salta con más velocidad.
  • Usa la palma de tu mano. Ponla sobre el corcho mientras lo remueves. Coloca la botella en un ángulo de 45 grados, para que en caso de imprevistos no te salte en la cara.
  • Ten a mano una toalla. Úsala para remover el corcho y hazlo con suavidad.
  • No tengas gente pegada a ti. Vete a un lado del salón, hazlo con precaución y no olvides mantener la botella a 45 grados.
  • Aleja a los niños. Aunque les dé curiosidad, no permitas que se acerquen, porque querrán mirar directo al corcho para ver lo que estás haciendo.


  • "Con estos simples pasos, te asegurarás de pasar unas verdaderas fiestas sin heridos", dice el doctor Iwach.

    Y no olvides beber con moderación. Si ya estás algo mareado, deja que alguien más abra la botella por ti.

    Fuente: Univision.com

    noticias relacionadas