Pisco Peruano pelea con Chile los mercados del mundo

lunes, 5 de febrero de 2007

Pisco Peruano pelea con Chile los mercados del mundo

"El pisco es peruano" pasó de ser una frase popular a una política de Estado en Perú, que devolvió a su licor de bandera un lugar privilegiado en las preferencias de los propios peruanos. Pero ahora el nuevo campo de batalla son los mercados del mundo.

Productores locales y el gobierno defienden el origen peruano de este licor de uva, cuya procedencia también es reclamada por Chile.

La disputa por la bebida desencadenó en Perú una campaña nacionalista sin precedentes, en la que se instauró un día nacional para el pisco, en julio, y otro para un coctel con limón y huevo denominado pisco sour que se celebró el sábado.

"Aquí hay una historia, una tradición, familias que se dedican todo el año, toda la vida al pisco. En Chile es diferente, son dos empresas y punto," afirmó esta semana el presidente de la Comisión Nacional del Pisco del Ministerio de la Producción, Carlos Ferraro.

Dos grandes empresas, Capel y Compañía Pisquera de Chile, dominan el mercado chileno del pisco y hasta venden el pisco sour ya embotellado.

En Perú, el pisco no sólo es un licor sino un tema que desata pasiones, sobre todo frente a los productores de Chile, país con el que se enfrentó en una guerra a fines del XIX y con el que mantiene constantes altibajos diplomáticos.

"No es una batalla. Queremos una sana competencia para el reconocimiento de una denominación de origen. Este es un esfuerzo que continúa," dijo el viceministro de Relaciones Exteriores de Perú, Gonzalo Gutiérrez.

La palabra Pisco proviene de un vocablo quechua que significa "ave" y fueron los Incas quienes pusieron este nombre a un valle ubicado unos 200 kilómetros al sur de Lima por la abundancia de estos animales.

Perú tiene un puerto y una ciudad que se llaman Pisco desde la época colonial. El nombre fue acuñado también al licor de uva que los monjes en la costa peruana producían desde el siglo XVII y que era embarcado hacia España.

La guerra para que los mercados reconozcan al pisco como peruano se lucha paso a paso. Bulgaria, por ejemplo, reconoció tanto al pisco peruano como al chileno. Israel, fue ganado por los peruanos, mientras que México sigue en disputa.

"A nosotros nos reconocen al 'Pisco Perú', el otro es un pisco chileno. Allí hay una diferencia," dijo sonriendo la ministra de Comercio Exterior y Turismo de Perú, Mercedes Aráoz, cuyo despacho cuidó que esta denominación quede establecida en un pacto de libre comercio con Estados Unidos que espera la ratificación del Congreso de ese país.

"Ese es un elemento que hace que no sea un genérico sino un valor diferente en la denominación de origen," agregó Aráoz a la radioemisora local CPN.

RETO EXPORTADOR

La mayor tarea queda aún pendiente para Perú es que su pisco llegue a nuevos mercados.

"No ganamos nada obteniendo reconocimientos internacionales del pisco como denominación de origen si es que no tenemos colocado físicamente el producto," afirmó el viceministro de Comercio Exterior, Luis Alonso García.

Las exportaciones de pisco de Perú alcanzaron el año pasado unos 680.000 dólares, un 40 por ciento más que en el 2005, según cifras oficiales. El licor tuvo entre sus principales destinos a Estados Unidos, España, Alemania, Chile, Colombia, Costa Rica, Francia, Venezuela y Japón.

Puertas adentro la historia es distinta. El "Pisco Perú" y su coctel por excelencia, el pisco sour, se han convertido en las bebidas favoritas de los peruanos.

"El año pasado calculamos que se habrán vendido unas 25.000 copas de pisco sour en tres días. Para el sábado a muchos se les acabaron los insumos como el limón y el jarabe de goma," dijo la funcionaria de la Municipalidad de Lima, María Fung, a cargo de una de las muchas ferias que se organizan el día del pisco sour.

El coctel está hecho con huevo, azúcar, limón, jarabe de goma, hielo y, por supuesto, pisco, y su origen está en un desaparecido bar del centro histórico limeño llamado Morris en la década de 1920.

En tanto, hasta las empresas chilenas que funcionan en Perú dejan nacionalismos de lado y brindan con el coctel.

Lan Perú, filial de la chilena Lan, decidió servir pisco sour a sus pasajeros en todos sus vuelos domésticos el sábado.

Pero para los pisqueros de corazón peruanos esta lisonja no genera ningún efecto.

"¿Pisco chileno? Esa palabra no existe," respondió Eloy Cuadros, barman de 64 años de edad, 48 de ellos detrás de la barra del centenario hotel Maury, en el centro de Lima, otro de los templos originarios del típico coctel.

"Venir a Lima y no visitar el Maury es como no conocer Lima, venir a Lima, visitar el Maury y tomarse un pisco sour es como subir al cielo y tomarse el agua de los dioses," concluyó Cuadros con fervoroso convencimiento.

Fuente: elinformanteperu.com