No todos los vinos mejoran con el tiempo

martes, 28 de diciembre de 2010

No todos los vinos mejoran con el tiempo

Los vinos tintos muy viejos son los más difíciles de maridar. No por sus características, sino porque no existe una determinada cantidad de años recomendada. Cada uva madura de forma distinta, unas aguantan más los años que otras. Por ejemplo, la Pinot Noir se consume antes que la Cabernet Sauvignon, y otras que no maduran, como el Beaujolais Noveau.

Lo que sí es importante tener en cuenta es que con los años los vinos se vuelven más suaves, no más fuertes. Esta podría ser una señal para detectar el envejecimiento: ver los sedimentos que se forman en el fondo de la botella.

Pero los vinos que tienen capacidad de mejorar con los años son los buenos vinos, y un maridaje ideal sería la buena materia prima, pero sin condimentos, ni salsas que lo puedan opacar. Por ejemplo, un buen roast beef, un buen queso, unas ostras.

Con los años, estos vinos tiene aromas a champiñones, trufas… O sea que no se olviden de añadir estos ingredientes al plato.

No lo combinen con comidas fuertes, picantes, condimentadas, ácidas o dulces. También hay que tener cuidado con la decantación. Estos vinos son tan frágiles que los pueden “matar”.

De lejos es mejor consumir un Pinot Noir a los dos o tres años, los Merlot a los tres o cuatro años y los Cabernet a los cuatro a cinco años.

Fuente: informe21.com