La increíble historia del Baileys

lunes, 9 de enero de 2012

La increíble historia del Baileys

El Baileys o Licor de crema irlandesa, como también se lo conoce, es un licor cremoso, dulce e inigualable, además de ser uno de mis favoritos… ahora bien, ¿qué hay detrás de ese licor? ¿cuál es lahistoria del Baileys?

El licor de crema irlandesa Baileys es la combinación de un whisky irlandés y crema elaborado por Andrew Bailey, de la RA Bailey & Co. de Dublín, Irlanda. La marca es actualmente propiedad de Diageo.

Baileys fue el primer licor de crema que combinó alcohol con crema de una forma lo suficientemente estable para como para poder comercializarlo. La crema y el whisky se homogeneizan para formar una emulsión, con la ayuda de un emulsionante que contiene aceite vegetal refinado. Este proceso evita la separación del whisky y la crema durante el almacenamiento.

La cantidad de otros ingredientes utilizados no se conoce, pero se sabe que incluye chocolate, vainilla, caramelo y azúcar. En este licor no se emplean conservantes ya que el whisky conserva en buen estado a la crema.

La crema utilizada en la bebida proviene de Glanbia plc, una cooperativa láctea que se encuentra en Virginia, el condado de Cavan, a unos 50 kilómetros en las afueras de Dublín. Más de 4 millones de litros de crema irlandesa se utiliza cada año en la producción de Baileys.

Introducido en 1974, Baileys fue el primer licor de crema irlandesa en el mercado, según el fabricante, Baileys tiene una vida útil de 24 meses y debe ser almacenado entre 5 - 35 ° C.
El licor de crema irlandesa se puede beber solo, con hielo, o como parte de un cóctel.

Historia del Baileys
En 1971, un grupo de gerentes de alto escalón de Gilbey en Irlanda, tuvo la idea de una bebida irlandesa única. Whisky combinado con alrededor de 50% de crema para producir crema irlandesa. En los viejos tiempos, una manera de controlar un malestar estomacal era mezclar whisky con crema.

El problema era que ambos ingredientes no mezclan bien por mucho tiempo, afortunadamente Bailey encontró el secreto para conseguir que la mezcla sea estable.

Nadie había logrado mezclar crema y whiskey y luego de tres años de trabajo paciente, además de un poco de chocolate y vainilla, el 26 de noviembre de 1974, por medio de un accidente, nació el licor irlandés de crema Baileys.

Mucho misterio hay en torno a esta bebida que no ha podido ser igualada por otras y que tiene ese sabor tan particular que la hace ideal para preparar tragos, como por ejemplo alguno de los que vimos hace algo de tiempo.

Fuente: elgrancatador.com