Logo TuTrago.com

La levadura de cerveza, una nueva arma antiterrorista

Descubre más sobre: #nueva
La levadura de cerveza, una nueva arma antiterrorista
08/05/2007 Ni rayos X ni detectores de metales ni perros policía. Ni siquiera malos modos van a hacer falta ya para combatir el terrorismo. Bastará con un poco de 'Saccharomyces cerevisiae' (suena muy solemne en latín, pero sólo es la levadura que se ha usado toda la vida para hacer cerveza, pan y vino), debidamente tratada para convertirla en un rastreador bioquímico de explosivos. De momento, ya han conseguido que el hongo se ponga verde (fosforito) cuando «huele» el dinitrotolueno.

Lo de que 'huele' puede parecer una metáfora, pero no lo es. Porque lo que hace el hongo en cuestión es exactamente y literalmente eso: oler. Reproducir paso a paso el funcionamiento de los receptores olfativos humanos en los mamíferos, clonados en las moléculas de la levadura de cerveza para obtener una reacción concreta a un olor concreto, el de una de las seis formas del dinitrotolueno, usado, entre otras cosas, en explosivos y municiones.

Lo cuenta en 'Nature' un equipo internacional de investigadores que ha hecho es un encaje de bolillos de ingeniería molecular. La molécula elegida fue la de la 'Saccharomyces cerevisiae' principalmente por su rápida división celular y sus características de célula eucariota, rica en membranas. Es en las membranas donde se anclan -hasta siete veces- las cadenas de aminoácidos de los genes que actúan como sensores olfativos, capaces de memorizar cada uno el estímulo oloroso que le corresponde.

En las membranas celulares de la levadura de cerveza, los científicos clonaron los sensores olfativos de ratas previamente aislados, y tratados para hacerlos reaccionar al olor específico del dinitrotolueno. La reacción consiste en generar una proteína que emite una fosforescencia verde visible por el microscopio.

Es sólo un principio. Pero deja establecida la posibilidad de reproducir la mecánica olfativa para reconocer y memorizar una señal química concreta. De generar los biosensores más competitivos del mercado: baratos, e imposibles de burlar.

Fuente: ElCorreoDigital.com

noticias relacionadas