Bacardi fue el anfitrión de la fiesta más importante de los Brit Awards

martes, 28 de febrero de 2012

Bacardi fue el anfitrión de la fiesta más importante de los Brit Awards

Bacardi, que desde hace 150 años ha estado en las mejores fiestas reuniendo a la gente en torno a deliciosos cocteles, en esta oportunidad se alió con Universal Music y auspició un increíble after party para celebrar la noche más importante de la industria de la música británica: los Brit Awards.

Desde su creación en 1862, Bacardi ha sido reconocido por reunir a importantes personalidades en legendarias fiestas, y esta no fue la excepción. El evento, en el que tanto Universal Music como Bacardi fueron anfitriones, fue la fiesta más importante de la noche, con una impresionante lista de invitados, la mejor música y memorables cocteles que hicieron que los asistentes disfrutaran toda la velada.

La fiesta fue una verdadera noche de estrellas, con invitados de la talla de Jessie Jay, Rihanna, Florence Welch, Tinie Tempah, Will.I.Am, Nicole Sherzinger, Tinchy Stryder, Dizzee Rascal, Maverick Sabre, Rizzle Kicks, James Corden, Louie Walsh, Dermot O’Leary, Caroline Flack, Nick Grimshaw, Abbie Clancy, Richard Bacon, Chloe Green, Lisa Snowdon, Laura Whitmore, Cover Drive, Pixie Lott y su novio Oliver Cheshire.

El espectacular evento fue disfrutado por todos los asistentes; Jessie J y Pixie Lott cambiaron sus atuendos especialmente para la noche. Por su parte, Florence Welch y Harley Alexander-Sule de “Rizzle Kicks” estuvieron bailando juntos en medio de la pista hasta la madrugada, al ritmo de la música de Will.I.Am, el DJ que está presente en muchas de las fiestas Bacardi.

Asimismo, las celebridades disfrutaron del original Bacardi Daiquirí, el auténtico Bacardi Mojito y de un cóctel creado especialmente para la noche: el Bacardi 1862; la bebida especial, nombrada en honor al año de fundación de la marca, es una mezcla de ron Bacardi con jugos tropicales, toques de parchita y vainilla. Todos los tragos se sirvieron desde tres barras diseñadas a la medida. Asimismo, los invitados también pudieron degustar diversos canapés como roast beef y rábano picante; aguacate, chile y albóndigas picantes; además de platos calientes servidos por estaciones, como macarrones con queso y estofado de cordero.

En cuanto a la locación, la fiesta fue celebrada en la emblemática galería Tate Modern, cuyo frente fue el sitio exacto para que los paparazzi y los fans pudieran fotografiar a los artistas e invitados VIP, quienes llegaron al mejor estilo de los Brit Awards: en carros Audi con chofer. La mezzanina de la Turbine Hall estaba decorada al estilo de la firma Soho House, con una iluminación tenue, muebles de época y con zonas aisladas, creadas especialmente para que los huéspedes disfrutaran de la fiesta.

Como de costumbre, un evento de Universal Music no podía dejar de impresionar a sus invitados con el entretenimiento, en esta oportunidad, las súper estrellas Will.i.am y Florence Welch fueron los encargados de pinchar en los platillos y poner a bailar a todos los asistentes.

En recuerdo de la excelente velada, Universal Music entregó unas bolsas de regalos VIP. Estas magníficas bolsas, que siempre son la envidia de cada Brit Awards, fueron de Lulu Guinnes para las mujeres y de Barbour para los hombres e incluyeron: zarcillos de oro, pulseras y collares de Monica Vinader, velas y loción corporal de Cowshed, altavoces para el iPhone marca Wowee, productos y cosméticos Elemis y Clinique, perfume Penhaligons, afeitadoras y tenazas rizadoras de Babyliss y chocolate Prestat.

Fuente: TuTrago.com