Comprueban beneficios del agua en el control del peso corporal

lunes, 18 de noviembre de 2013

Comprueban beneficios del agua en el control del peso corporal

En el marco del desarrollo del Congreso Argentino de Nutrición en Mar del Plata, se dio a conocer que hay una relación directa entre beber agua y bajar de peso. Este descubrimiento del orden científico fue presentado por los profesionales de la salud Juan Gagliardino, médico y director del Centro de Endocrinología Experimental y Aplicada (Cenexa) e investigador del Conicet, y la científica estadounidense Jodi Stookey, del Children`s Hospital & Research Center Oakland.

“El agua puede, simultánea y automáticamente, disminuir la ingesta total de energía y facilitar que se quemen grasas", así lo explicó la Dra. Stookey, determinando la importancia de la ingesta de agua en los tratamientos y el abordaje de la obesidad y el sobrepeso.

La especialista brindó a la audiencia una serie de casos prácticos que desarrolló científicamente en los Estados Unidos y sus resultados determinaron la importancia del agua para bajar de peso. "Por ejemplo, si uno come grasas y las acompaña con jugos o gaseosas, el organismo quema primero los carbohidratos de la bebida, mientras la grasa ingerida se acumula y debe esperar para ser quemada, lo que no ocurre si se consume agua", explicó.

En este sentido, se realizó una prueba en la cuál se corroboró que sucedía con los pacientes que realizaban actividad física y tomaban gaseosas y qué efectos generaba en esas personas el consumo de agua.

El estudio finalmente determinó que aquellos pacientes que ingerían agua quemaban un 25% más de grasa corporal durante la actividad física que quienes bebieron productos azucarados.

Con respecto a las cantidades óptimas para el consumo la especialista recomendó que al menos debe tomarse al día un litro de agua y si se ingiere con abundancia, más serán los beneficios para el cuerpo.

Por otra parte, el especialista argentino Gagliardino, destacó que las dietas ricas en grasas, comer rápidamente, las ingestas desordenadas, el sedentarismo y el aumento del consumo de bebidas edulcoradas son las causas del incremento de la obesidad que hoy se considera una pandemia mundial.

Gagliardino resaltó que entre un 5 y un 10% de pérdida de peso en personas con exceso, “les cambia la vida, lo que se logra con planes de alimentación adecuados, pensados a mediano y largo plazo, actividad física, ingesta de agua, ya que el impacto de esta mejoría no sólo es para la persona, es también para la sociedad".

Extraido de: vidapositiva.com