Los mitos y verdades de las bebidas industrializadas

miércoles, 9 de julio de 2014

Los mitos y verdades de las bebidas industrializadas

Hay quienes dicen que las gaseosas o productos envasados pueden ser perjudiciales para la salud. Sin embargo, esto no es del todo cierto.

El consumo de gaseosas no causa diabetes. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (Department of Health and Human Services) y el Departamento de Agricultura (Department of Agriculture) de Estados Unidos analizaron conjuntamente las pruebas científicas y no encontraron relación entre el consumo de carbohidratos-incluidos los azúcares de las bebidas gaseosas- y la diabetes tipo 1 o tipo 2.

El consumo de alimentos y bebidas de forma excesiva y desbalanceada y el sedentarismo, son hábitos que desequilibran tu balance de energía y conducen al sobrepeso.

Tu cuerpo obtiene energía de la diversidad de alimentos y bebidas que hacen parte de la dieta diaria, ya sean carbohidratos, proteínas o grasas, lo importante es generar un balance en el consumo de ellos que favorezca y mantenga el peso individual.

Los hábitos de consumo de todo tipo de alimentos y la inactividad física inciden en el aumento de peso, lo que significa que las gaseosas no son las que aumentan el riesgo de sufrir de sobrepeso, sino el desequilibrio entre el número de calorías que consumes y las que gastas, ya que, todas las calorías cuentan, cualquier alimento o bebida que vienen, incluidos las de las bebidas azucaradas con calorías, suman.

Los diez mitos más comunes:

  • Que son dañinas para el organismo.
  • Que son causantes de la obesidad en el mundo.
  • Que producen cáncer en el organismo
  • Que son las responsables de la diabetes en el ser humano.
  • Que producen celulitis.
  • Que pueden producir cálculos renales.
  • Que los jugos de caja no contienen fruta
  • Los jugos de caja pueden afectar la salud dental de los niños.
  • La cafeína produce adicción.
  • Las bebidas energizantes contienen más cafeína que otras bebidas.
Otro mito muy común es que puede dar celulitis, pero esto es falso ya que, puede existir un factor genético, alimentario, el peso, los cambios hormonales y la deshidratación como causante de la celulitis. Existen otros factores que incluyen como es el sexo femenino; se estima que el 85-98 % de las mujeres presentan algún grado de celulitis, raza blanca, los genes, las hormonas, el metabolismo , el sedentarismo y el tabaquismo.

Ni las bebidas gaseosas ni ningún otro alimentos o bebida, son responsables de la formación de la celulitis. La falta de actividad física, las dietas con alto contenido de grasas y la falta de una correcta hidratación aumentan las posibilidades de la formación de celulitis.

La bebida refrescante carbonatada en mención, no contiene ningún ingrediente que afecte el organismo de ninguna forma. Sus ingredientes están registrados en las bases de datos de ingredientes seguros para consumo humano, reconocido no solo las autoridades sanitarias mundiales de cada país, sino por la comisión de Codex alimentarios de la OMS/FAO máxima autoridad mundial de salud y alimentación.

Analizando el listado de las bebidas gaseosas, podemos anotar que el 88 al 92% de su contenido es agua, seguido de azúcar en el caso de las bebidas tradicionales o del edulcorantes no calóricos del 1% y con unos aditivos alimentarios como son saborizantes, colorantes y conservantes que le dan las características propias a cada bebida que representan menos del 1% en su contenido y que reitero son seguras para consumo humano y aprobadas en el mundo.

Si hay ingrediente no seguro para consumo humano, estarían contraindicadas y no se usaría para alimentos y bebidas en ninguna parte del mundo.

Por otro lado no da cáncer, las gaseosas han demostrado la seguridad de uso y pueden ser incluidos en una alimentación y estilo de vida saludable.

Las causas del cáncer son múltiples: una alimentación desequilibrada, el sedentarismo, el tabaquismo, medio ambiente toxico pueden ser unas de las razones. De tal manera que no se le puede culpar a un solo alimento de ser la causante de una enfermedad.

Fuente: Terra.com.co