Subasta de licores raros en Nueva York logra altos precios

martes, 11 de diciembre de 2007

Subasta de licores raros en Nueva York logra altos precios

Licores exclusivos fueron vendidos el sábado a precios récord en la subasta de la casa de remates Christie's en Nueva York, en la que una botella de escocés Macallan de 1926 alcanzó los 54.000 dólares.

La botella se convirtió en el whisky escocés más caro vendido en la historia de la casa de remates, dijo Christie's, que ha realizado subastas similares en Europa desde hace una década.

Comprada por un inversionista privado de Nueva York, el Macallan fue embotellado en 1986, después de pasar 60 años en un barril de madera. Originalmente se había previsto que su venta llegase a entre 20.000 y 30.000 dólares.

Richard Brierley, director de las ventas de vinos y licores de Christie's en Estados Unidos, se refirió a si alguien podría beber un escocés semejante.

"Absolutamente, algo como esto es a prueba de balas," afirmó.

"A diferencia de los vinos finos, que una vez que son abiertos son algo que se debe consumir esa noche (...) estos whiskies pueden disfrutarse durante años. Puedes abrirlo, beber un poco, cerrar la botella y disfrutar nuevamente cuando quieras. No se va a arruinar," agregó.

Un comprador anónimo pagó 102.000 dólares por lo que Brierley describió como "una biblioteca instantánea del escocés," que contenía 729 botellas de whiskies hechos con mezclas y con una sola malta de destilerías escocesas, algunas de ellas ahora están fuera de servicio o destruidas.

La subasta recaudó un total de 304.800 dólares, superando las expectativas. Los precios no incluyen primas ni impuestos.

El remate también incluyó el raro coñac Armagnac, y whiskies Calvados y Chartreuse. Una botella de coñac Grande Fine Champagne destilada en 1811 y nombrada en honor de la esposa de Napoleón, la Emperatriz Josefina, fue vendida en 3.600 dólares, dijo Christie's.

Esta fue la primera subasta de whiskies y licores que se realiza en Nueva York desde la ley seca. Estados Unidos decretó que era ilegal fabricar, transportar y vender bebidas alcohólicas durante la prohibición, que estuvo vigente desde 1920 a 1933.

Sin embargo, el estado de Nueva York no aprobó leyes que autorizaran la subasta de vinos hasta 1994, y los remates de licores hasta agosto de este año, dijo Frank Coleman, vicepresidente del Consejo de Bebidas Alcohólicas.

Fuente: Reuters.com