Perdieron los vinos franceses

jueves, 25 de mayo de 2006

Perdieron los vinos franceses

Treinta años después de que los vinos estadounidenses destronaran a los franceses en el famoso "Juicio de París" -produciendo un verdadero terremoto en la industria del sector- la historia se vuelve a repetir.

Una vez más los franceses perdieron la batalla, luego que expertos -incluyendo enólogos de su propio país- concluyeran que los vinos de California son "los mejores" tras una cata a ciegas.

"No sé si voy a poder volver a Francia. Tras esta segunda vez, me van a matar", dijo el experto francés, Christian Vanneque, quien participó en el desafío.

Vanneque confesó que había aceptado participar en la competencia con la idea de asistir a "la caída de los vinos californianos", pero sus sueños no se hicieron realidad.

La prueba incluyó todos los vinos rojos originales probados en 1976, así como nuevas cosechas de ambos países.

A ojos cerrados

La cata se llevó a cabo simultáneamente en dos lugares: Londres, capital del Reino Unido, y Copia, en el valle de Napa, California, una región famosa por su producción vinícola.

Nueve jueces degustaron diez vasos sin etiqueta de vinos con décadas de antigüedad.

El resultado dejó a todos con la boca abierta: los paneles dieron la victoria a los vinos californianos.

Y el mejor de ellos fue el Ridge Monte Bello Cabernet de Napa, 1971.

Un terremoto en la industria

En 1976, nueve expertos franceses acordaron que los vinos de California que habían catado, sin saber cuál era cuál, eran mejores que los franceses.

Fue un resultado que puso a la industria de Francia de cabeza y significó un golpe profundo al orgullo francés.

Hasta entonces, se daba por sentado que los vinos estadounidenses nunca iban a ser mejores que los franceses.

Pero los resultados demostraron que sí era posible.

En los últimos años, la industria francesa ha sufrido mucho por el exceso de oferta vinícola en el mercado mundial y la fuerte competencia del extranjero.

Miles de hectáreas de viñas en Francia han sido destruidas para enfrentar la sobreproducción, incluso con algunos vinos Bordeaux siendo retornados a la industria del alcohol.

Recientemente, las ventas mundiales de vinos provenientes de lugares como África o Latinoamérica, sobrepasaron por primera vez a los franceses.

Para empeorar las cosas, el principal crítico de vino del mundo, Robert Parker, es también un estadounidense, y un hombre cuyas degustaciones están cambiando irrevocablemente la manera en que se hacen algunos vinos franceses.

Fuente: BBC Mundo