Logo TuTrago.com

Descubrir el whisky bajo cero

Descubre más sobre: #whisky
Descubrir el whisky bajo cero
28/05/2008 The Famous Grouse relanza sus destilados en el país, apostando a la alta calidad.

Derek Brown tenía que ser escocés para saber tantos secretos del whisky. Por ejemplo, tomarlo recién salido del congelador. Así, tan frío, se convierte en un descubrimiento para el paladar y para el olfato, y combina mejor con los alimentos.

Lo que recomienda Brown, gerente internacional de Marca y Tradición de The Famous Grouse, el destilado de la perdiz en la etiqueta, es introducir la botella en el freezer toda la noche y servirlo directamente. Puede ser en vaso corto. La bebida no se congelará, por el alcohol y, en el caso de la marca que representa y debido a su especial proceso de destilado, se transformará en un l´íquido viscoso sin olor. "Los aromas se desprenderán todos juntos, como una explosión, en las papilas gustativas de la parte de atrás de la boca. Es una forma de beber whisky perfecta para acompañar la gastronomía pues los aromas no se mezclan", dice Brown.

The Famous Grouse es una mezcla de los whiskies de malta The Macallan y The Highland Park que se añeja en barricas de jerez, lo que eleva su calidad y le da un sabor único, según explica Brown. Asegura que es un proceso diez veces más costoso que el común utilizado por otras destilerías pero, a su juicio, necesario porque impacta en el aroma y el sabor de la bebida. Además, este whisky es sometido a aproximadamente 8 mil controles de calidad antes de ser embotellado.

La preferencia por las barricas de jerez, que son de madera de roble, se conserva desde el primer destilado que hizo Famous Grouse, en 1896. Este material le otorga un sabor que Brown define como "más suave, con una levísima nota de especias y lujoso". Algunos destilados se añejan hasta por 15 años.

El whisky, como bebida, tiene más de 500 años. The Famous Grouse existe hace más de cien y desde hace casi treinta es el más vendido en Escocia. Las destilerías de la marca producen, al año, tres millones de cajas con doce botellas de 0,7 litros. En el Reino Unido se consume un tercio de esta cantidad y el resto se exporta.

Esta marca regresa a los bodegones venezolanos en alianza con la distribuidora Tamayo. Para ellos, el venezolano es un mercado muy importante por el favoritismo y conocimiento que muestran hacia los destilados escoceses. Explica Brown que intentarán conquistar al consumidor a través de la calidad del contenido. "Lo más importante de un whisky es la calidad del l´íquido. Eso es lo que vamos a comunicar y a invitar que lo prueben. Sabemos que al venezolano le gusta probar".

A Brown le parece que el whisky combina perfectamente con cualquier tipo de comida, pero, individualmente, prefiere la armonía con los cortes de res "y ustedes tienen una excelente carne", afirma.

Fuente: ElUniversal.com, GIULIANA CHIAPPE


noticias relacionadas