Se revela el secreto de la vodka espumosa

miércoles, 11 de junio de 2008

Se revela el secreto de la vodka espumosa

Philip Maitland, el inventor británico de un vodka espumoso, llamado O2, atribuye su inspiración para crear el “Sparkling Vodka” a los estudios de neurobiología realizados en 1998-1999 por el Profesor Earl Carstens y sus colegas en la Universidad de California, sobre bebidas gaseosas.
 
El profesor Carstens, descubrió que cuando se consume una bebida espumosa,  se produce en la boca una reacción química como consecuencia de las emisiones de dióxido de carbono de las burbujas. Éstas, causan una reacción que envía señales al cerebro y desencadena la liberación de endorfinas.

La idea de Maitland, fue incorporar esa sensación placentera que algunas personas interpretan como un picor suave, en un vodka premium. A su juicio, hacer un vodka espumoso hace que se cree una reacción en cadena que conduzca a la liberación de endorfinas, lo que proporciona una sensación placentera en el consumidor.
Más de dos años,  fueron necesarios para perfeccionar el método e insuflar el volumen y tamaño de burbuja correcto hasta llegar a patentar el producto en el año 2003.

Poco después que esta bebida comenzara a comercializarse en Europa, la empresa del Vodka O2, empezó a recibir numerosos e-mails de clientes que explicaban lo mucho que habían disfrutado de la chispeante sensación de las burbujas.

Esta bebida está disponible en botellas de cristal con tapón de rosca, además en variedad Premium 80, tres veces destilado y Super Premium 945, cinco veces destilado.

Actualmente, la vodka premium o2, se está lanzando en todo Estados Unidos, incluso, está disponible en restaurantes y clubs nocturnos, así como a través de los comercializadores de bebidas alcohólicas y vinos.

Esperemos ver pronto en Venezuela esta vodka tan exclusiva y poder degustar de tan placentera sensación.

Por: Karla Zerpa