El vino blanco que rompe paradigmas

viernes, 12 de diciembre de 2008

El vino blanco que rompe paradigmas

Por primera vez en la historia, La guía Proensa 2009 le ha otorgado el máximo de los cien puntos (100) disponibles a un vino blanco. Este podio, lo  que comparte con otros cuatro tintos, de los que dos repiten y los otros dos estrenan el Top 100. Cabe destacar,  que este puesto antes era sagrado para los mejores tintos y generosos.

En la edición de este año acompañan al blanco los riojas que ya estuvieron el año pasado en lo más alto, Amancio '05, de Sierra Cantabria y Pujanza norte, de Bodegas y Viñedos Pujanza, además del ribera Valbuena '04, de Bodegas Vega Sicilia y el rioja María Remírez de Ganuza, de Remírez de Ganuza.

El vino blanco que se ha hecho merecedor de este  reconocimiento es un albariño, el Do Ferreiro Cepas Vellas ’07. No es un rueda ni un valdeorras (famosos sus vinos blancos). Se trata de un albariño y lo más sorprendente es que conseguido batir todo lo que un vino blanco no ha podido conseguir.

Un vino siempre se ha puntuado por su calidad, y la calidad de un vino es su aspecto, color, vivacidad, brillo, aromas, sabor, cuerpo y presencia. Y pongamos un vino blanco al lado de un tinto, imposible que el blanco se ponga al mismo nivel.

La guía Proensa se caracteriza como todas las guías por que la calificación de los vinos responde exclusivamente a criterios de calidad. No se tiene en cuenta otro aspecto, ni la presentación, ni la bodega productora, ni la zona de origen. Esta revista fiel a su cita anual, que recoge una selección de los mejores entre más de 3.000 vinos que ha catado a lo largo de este año.

Así que, si los 100 puntos no son una exageración, hay que probar este vino para comprobar que este premio le fue bien merecido.

Fuente: soitu.es