Pagos de la Sonsierra al estilo del diseñador David Delfín

martes, 7 de abril de 2009

Pagos de la Sonsierra al estilo del diseñador David Delfín

El diseñador David Delfín ha llegado a un acuerdo con las bodegas Sonsierra para poner a la venta una edición limitada de 7.947 botellas de Rioja. Diego David Domínguez González, más conocido como David Delfín, es un diseñador y artista español nacido en la localidad malagueña de Ronda en 1970, forma parte de uno de los diseñadores más jóvenes y transgresores del panorama nacional español.

Con este acuerdo entre las bodegas y la firma de ropa, el diseñador ha creado unas botellas especiales que pretenden hacer hincapié en el valor saludable y terapéutico del vino, por lo que el envase y la botella recuerdan a las que se utilizaban con los jarabes.

El vino se llama Pagos de la Sonsierra – Davidelfin 2006 y puede encontrarse en tiendas especializadas. Se trata de un caldo de 2006 conservado en barricas de roble durante 16 meses. De color cereza, tiene notas de guinda, fresa, grosella y frutos del bosque.

Ésta no es la primera vez que David Delfín se embarca en un proyecto que no es sólo de moda: ha participado en varias exposiciones, ha diseñado un Ford Focus Coupé Cabriolet, se ha encargado del vestuario del Hamlet de Tomaz Pandur e incluso ha diseñado la imagen del Festival de cine de Málaga.

Bodegas Sonsierra y el diseñador David Delfín han unido esfuerzos para la presentación del nuevo vino de la bodega riojana, Pagos de la Sonsierra. La imagen de este nuevo producto, que se ha dado a conocer recientemente en la boutique del diseñador en Madrid, está unida a los valores saludables y terapéuticos del vino que Delfín ha plasmado de manera original y atrevida.

Pagos de la Sonsierra viene envasado en una botella como si fuera la de un jarabe curativo, la caja en la que se presenta se asimila a la de una medicina, y el prospecto de las instrucciones de uso es una ficha técnica de cata con algunos consejos del diseñador para disfrutar al máximo de este vino.

Para su elaboración, la bodega ha realizado una cuidada selección de viñedos viejos de más de 30 años de edad, del total de las 620 hectáreas que dispone.

La añada 2006 de este nuevo vino ha tenido una crianza de 16 meses en barricas de ocho tonelerías distintas de roble francés.
Estas particulares botellas de 75 ml cada una y con un precio que asciende a 40 euros, aportan un toque de originalidad en el mercado vinícola.

Los aficionados al mundo del vino podrán disfrutar de esta edición limitada de 7.947 botellas para el año 2009 y que podrán encontrar en tiendas especializadas, alta restauración y vinotecas de toda España.

Fuente: directoalpaladar.com